miércoles, 17 de septiembre de 2008

Ciberpunk 0.8





La ambulancia cogió la curva demasiado cerrada, consiguiendo que las ruedas del lado derecho se elevasen unos centímetros del suelo, Hana se agarro al cinturón de seguridad cruzado que llevaban los sanitarios en la parte de atrás de la ambulancia.

Desde la reforma sanitaria posterior a la revolución el modelo de ambulancias había sido cambiado por este tipo de vehículos en el que ellos iban ahora, mas grande, casi blindado y con unas enormes ruedas todoterreno, aun así, conductores como Darius eran capaces de seguir poniendo en peligro la vida de los tripulantes del vehículo mientras llegaban al lugar de la asistencia.

Revisó el panel del chaleco, después de esta asistencia tenían un código nueve, tuvo que buscar en el manual de que se trataba, porque no recordaba haber asistido mas allá de un código seis y fue cuando un grupo de sectarios dementes puso alguna especie de muta génico en los conductos de ventilación del hospital en el que estaba ingresada la mujer del presidente.

Entraron en el barrio residencial reduciendo la velocidad de la ambulancia notablemente, una vez mas las fuerzas de seguridad del estado habían montando un buen lio, los servicios de emergencia de la empresa de servicios estatales estaba trabajando para devolver lo que aquello s cuatro agentes de la ley y el orden habían destrozado a su orden natural, la chica estaba tendida en el suelo con una manta térmica por encima, el doctor que iba a su lado y Hana se quitaron los cinturones de seguridad y estaban bajando antes de que la ambulancia terminase de frenar del todo con el equipo de emergencias en el maletín.

Hana fue directamente hacia la chica tirada en el suelo a pesar de el suspiro de resignación por parte del medico que tenia por compañero mientras que señalando a la Claudette le pregunto con un tono agresivo - ¿Dónde están los agentes con conocimientos sanitarios? ¿es esto lo mejor que habéis podido hacer?- mientras se arrodillaba y empezaba a abrir el maletín con el material sanitario

– Si hubiese mirado el informe completo habría entendido el motivo por el cual solicitamos una unidad como la suya, nuestros dos sanitarios tienen un traumatismo craneal y están fuera de combate, vivos, sin daños internos, pero no serian capaces de coser ni a una enfermera prepotente como usted por muchas indicaciones telemáticas que le diesen – dijo y se volvió a comprobar las labores de los técnicos de mantenimiento sin darle lugar a replica a Hana.

Saco del maletín el escáner portátil, la chica por dentro estaba demasiado mal, habían tardado demasiado, los sanitarios del brazo armado del estado no habían cumplido su misión, si existía dios en alguna parte le había dado la espalda a esta chica, haciendo que los dos agentes con conocimientos médicos hubiesen resultado contusionados con el accidente e incapaces de prestarle atención sanitario ninguna, su pulso era débil, había perdido demasiada sangre, busco una vena con la que trabajar, el pulso en los brazos era casi inexistente, saco del maletín una unidad de plasma sanguíneo genérico, elevo el trípode y lo pincho directamente en el cuello, el único sitio en el cual aun pulsaba débilmente su corazón.

El medico miro el informe del escáner manual, movió la cabeza negando la posibilidad de que la chica viviese y Hana le dedico una mirada cargada de tanto odio que hizo que el medico reculase hacia atrás, asintió con la cabeza y corrió a la ambulancia a por el quirófano portátil que contenía, mientras tanto los dos agentes estaban apoyados contra uno de los vehículos accidentados, con la cabeza vendada, mareados aun y con el collarín puesto, ambos miraban con pena hacia donde se encontraba la pálida chica, ellos también eran sanitarios de la vieja escuela y habían realizado el juramento, pero el accidente los había dejado incapacitados durante el tiempo vital que hubiese necesitado esta chica para que no perdiese la vida.


Un hilillo de voz que era todo lo que podía salir de su pequeña boca decía algo, Hana acerco su cabeza recogiéndose el pelo para no mancharlo de la sangre que manaba espesa de la cabeza de la chica, acerco la oreja a los labios de la chica – Aaalejannndrooo, ¿quin va dar el?- dijo la chica moribunda.
Hana entendió lo que quería decir, preguntaba que quien iba a cuidar de su hijo Alejandro, Hana tomo su mano – No te preocupes, todo va a salir bien, dentro de poco veras a Alejandro- una lagrima mezclada con sangre recorrió la mejilla de la chica que sabia que iba a morir y que aquella enfermera solo estaba mintiéndole, su corazón se excito por la ira, abrió los ojos totalmente mirando a aquella enfermera que estaba siendo demasiado humanitaria con ella al intentar darle consuelo en sus ultimo momentos apretó la mano con las ultimas fuerzas que le quedaban y de sus labios salió una sola palabra que fue perfectamente oída por todos los que allí se encontraban – PUTA! – exhalo su ultimo aliento con la mano de Hana que estaba intentando darle un poco de consuelo a una moribunda.


El doctor acudía con el quirófano portátil mientras que Hana se incorporaba limpiándose en una toallita desechable la sangre con la que se había manchado los guantes y las rodillas del uniforme - Ya no hace falta, ha muerto, hora del fallecimiento- ambos miraron sus relojes de pulsera sincronizados – ambos marcaban las 23:35 – recogemos los chismes y nos vamos al código nueve, que estos se queden con su cadáver y a ver que nos encontramos allí – dijo Hana arrojando lejos la toallita.

Mike se levanto de al lado de sus compañeros contusionados y los vehículos mientras verificaba la orden que acababa de recibir por el audifono que llevaban el equipamiento propio, se acerco a los dos sanitarios que estaban recogiendo sus herramientas de trabajo y les comunico la orden que acababa de recibir - Código nueve en las coordenadas 37,0625 - 95.6770, me voy con vosotros, os traerán una ambulancia nueva, yo conduzco, que vuestro conductor se quede con nuestros heridos hasta que llegue la ambulancia que venga a recogerlos, es una orden del departamento de defensa – y dirigiéndose a Hana frunciendo el ceño dijo – y te rogaría que tratases con algo mas de respeto a la cabo primero Claudette, dicho esto, nos vamos –

Por la esquina aparecía rodando a toda velocidad el Mazda VRX-8 de Charles que derrapo a escasos centimetros de donde se encontraban los vehiculos accidentados.

-¿Tu hermano siempre conduce así?- Pregunto Mike a Claudette

- Ya lo conoces, solo cuando no podemos verlo - respondio llevandose la enguantada mano derecha a la frente y moviendo negativamente la cabeza.

-¿Donde vamos?- dijo jovialmente Charles - Ostias! Un muerto, bueno, una muerta, eh! espera, ¿esta tia no era Violeta yonoseque?- Mike y Claudette se miraron, miraron a la difunta y sofocaron la risa.

-Anda, vamonos, paladin de la orden de On- dijo Claudette poniendo la mano en el hombro de su hermano

- Allí nos vemos Mike, por cierto, veinte creditos a que llegamos antes - dijo sacando un billete de la cartera

-Acepto, pero avisa tu a las unidades de trafico que vamos con prisa y la ultima vez avise yo- respondio sacando otro billete de veinte creditos.

Darius al conocer la noticia se quedo pasmado, era la primera vez que alguien lo dejaba así por una orden gubernamental tirado en el lugar de un accidente, además con dos agentes de la ley y un cadáver, y no solo eso sino que se llevaban su ambulancia, esto era el colmo, pero bueno, al menos hoy volvería pronto a casa, solo esperaba que aquellos dos agentes dementes y el hermano de la chica no condujesen su ambulancia igual que sus tanques en miniatura.



Cecil soltó el cuchillo, el cuerpo de aquel bastardo estaba cambiando, algo en su mirada lo hacia mas animal que lo que había sido en los momentos de exaltación emocional, su piel estaba cayendo como algo desde debajo de esta luchase por salir al exterior, como si una segunda piel áspera y escamosa estuviese intentando salir, el sistema de monitorización de la izquierda de la camilla comenzó a lanzar agudos pitidos que un segundo después se tradujeron en una alarma aun mas ruidosa en todo el complejo, y aquello en lo que se estaba convirtiendo el paciente numero ocho no dejaba de mirarla a los ojos con esa mirada de depredador, ahora comenzaba a gruñir enseñando unos dientes que al igual que parte de sus masa ósea y muscular estaban creciendo desgarrando la piel y dejando ver lo que había debajo de esta, Cecil grito.



Joseph estaba tirado en el suelo, su brazo había volado en pedazos y ahora formaba parte de la mezcla de carne y sangre que adornaba la pared que tenia detrás suya, Cristelle estaba fuera de control totalmente, notaba como la sangre manaba copiosamente desde la herida, entonces el traje paso a modo automático sellando la herida, equilibrando los niveles de sangre aprovechando la que había en el suelo mezcla de sangre del mismo Joseph y de aquella militar que , contra todo pronostico parecía que seguía viva, Cristelle había salido de la habitación al oír el grito de Cecil.

O ahora o nunca, la militar lo había pillado por sorpresa, según el cogido un enemigo así debe ser medido en combate y no había tenido la oportunidad de luchar contra ella, tenia que hacer algo para salvarla deseaba tener a aquella mujer de grandes pechos frente a el en condiciones de igualdad y luchar hasta que uno de los dos cayese muerto o inconsciente, así estaba escrito, pero no sabia si aquella locura que se le estaba pasando por la cabeza iba a funcionar, el traje estaba en estado experimental y había sido concebido para su código genético, quizás la matase, aunque, de todas maneras si no hacia algo ya estaba muerta.

Saco el cuchillo monofilamento de combate de su bota derecha y corto un trozo del traje de la zona del pecho, sintió como el traje mandaba pulsos de dolor a su centros nerviosos mientras lo cortaba pero ignoro el dolor, zarcillos ondulantes cerraron el hueco que acababa de hacer compensando el hueco reduciendo el grosor del blindaje del mismo, Joseph se acerco a Ditta la miro a los ojos y le puso el parche de su propio traje en el hueco sangrante donde había estado su seno derecho y todo lo que había detrás de este hasta la pared donde fueron a parar junto con su propio brazo.

Inicialmente no ocurrió nada, pero cuando Joseph intento que el trozo de traje rozara las zonas donde había carne desecha, aquel parche pareció tomar vida y pasar a convertirse en una fina película que cubría todo lo que faltaba y sangraba, terminando así con la hemorragia y realizando la misma función que con Joseph al absorber sangre de la vertida en el suelo y asimilarla como propia, Ditta noto como ya no tenia fría y el que creía que era el ultimo aliento volvía a ella.

Los ojos color almendra de ella lo miraron firmemente, respiraba dificultosamente, intento hablar, Joseph contemplando lo hermosa que era puso un dedo sobre los labios de ella, acerco su rostro al suyo, y perdidos el uno en los ojos del otro, susurro – Recupérate para volver a combatir conmigo – retiro el dedo y suavemente puso sus labios sobre los de ella mientras que cerraba los ojos y ordenaba al traje que enviase sedantes a través de aquel beso, el resultado fue inmediato, Ditta cayo en un profundo sueño con una sonrisa en los labios, aunque tuviese prácticamente la mitad del torso volada parecía que el trozo de traje estaba funcionando, ¿seria por el tipo de sangre?



Por el audifono Claudette iba hablando con Mike, al parecer la situacion habia cambiado, ellos dos serian los primeros en entrar en el complejo, que al parecer ahora estaba siendo asaltado, Mike se mostraba seco y reservado a traves del comunicador, aquella tia que tenia al lado no le molaba un pelo, en el lenguaje de combate le dijo a Claudette que esperaba que no lo dejase morir desangrado llegado el caso, Claudette lo calmo y le dijo que si no era aquella enfermera, que seria ella la que salvaria su culo, corto la comunicacion y miro a Charles que conducia agresivamente, se quito la sobaquera con la pistola y cogio el cargador, puso ambos sobre su regazo y mirando a su hermano dijo - Chucky, es hora de entrar en acción -

Charles sonrio y respondio parafraseando a alguno de los duros del cine de los ochenta- He nacido preparado para la accion baby -



Jules acaba de entrar hacia apenas un mes en el cuerpo de defensa, aquello era lo que siempre habia querido, su propio uniforme, su arma reglamentaria y patrullar las calles, pero aquella alarma era algo que no habia estudiado en la academia, era un codigo nueve, en los manuales solo se hacia referencia hasta un codigo siete, pero esta llamada convocaba a todos los efectivos de su unidad, sin importar el tiempo que llevasen en ella y eso incluia a Jules, que ajusto sus botas de caña alta, se puso el casco y se monto en el deslizador ligero de patrulla de la unidad de intervencion a la que pertenecia.

Hasta el momento solo habia tenido que atender disputas de trafico, accidente colectivos, fallos en sistemas de levitacion, pero con su diplomacia, conocimientos medicos y habilidad para la informatica habia podido salir de todo aquello sin problemas, pero un codigo nueve era algo nuevo, tenia miedo y eso en su profesion era casi con toda seguridad una muerte segura.

4 comentarios:

Charles X dijo...

Todo esta llegando a su fin, o mas bien esta llegando al principio de otra cosa.
Esta very curioso, apañero. Ya hablaremos de los cambios de planes.
Un abrazo

Nimrod dijo...

Charles X:
Todo ciclo tiene su principio y su fin, la supervivencia solo es la habilidad de adaptarse a dichos cambios sin dejar demasiado de uno mismo en el camino.
Avisa a la triada para este fin de semana si a bien tienes.
Un abrazo, largos dias y gratas noches

Corina dijo...

Ya estoy deseando que empiece la nueva serie, porque a esta no la cogí a tiempo, aunque cuando me apetezca sé que puedo iniciarla desde el principio, pues la tienes guardada.
Te dejo el comentario después de haber visto a Stand Lee o como se llame el viejo salido, ;D.

Nimrod dijo...

Corina:
En 5 minutos sale la última entrada de este arco argumental ^^
La próxima serie (me encanta esta definición porque me gusta darle un aspecto muy visual a lo que escribo ^^)casi con toda seguridad para este fin de semana, que las ideas estan calientes y pugnando por salir ;)
Stan Lee es el "viejo salido" es el Papá de la gran mayoría de superheroes Marvel modernos ^^
Gracias por el comentario ^^