miércoles, 13 de agosto de 2008

Ciberpunk 0.7

Golpeó el polímero protector de emergencia que envolvía a los dos ocupantes del vehículo, su compañero estaba inconsciente, pero vivo, maldijo en voz baja y se hizo hueco a base de patadas y puñetazos al polímero hacia el exterior del vehículo.

Limpio sus ropas de los restos secos de aquella espuma de rápida solidificación y miro a su alrededor, lo único que vio fue caos.

Habían recibido la alarma del complejo Ypsilon y según el protocolo las unidades que viviesen mas cerca debían de acudir al lugar, como teniente de la unidad de asalto, Michael decidió que solo necesitaba a tres mas de sus compañeros a los cuales llamo por el sistema de comunicación interno y salieron prestos hacia el lugar, tomando un atajo por un barrio marginal en el cual la mayoría de la gente al oír las sirenas saldría corriendo por temor a perder mas puntos de ciudadanía, pero aquella chica se había cruzado en mitad de la carretera del Zeta-345, había sido embestida y su vehículo que venia detrás había colisionado parcialmente con el y se había estrellado contra la siguiente farola al realizar la maniobra de emergencia, solo esperaba que la chica siguiese viva para empapelarla por obstrucción a la justicia.

Genial, otra misión de asalto con dos vehículos hechos polvo, además de los daños provocados al mobiliario urbano, al menos aquel era un barrio en el que los accidentes como aquel eran comunes y apenas vigilado por las cámaras de seguridad, por lo que podrían escurrir el bulto sobre al menos una de las farolas, pero aquella chica tirada en mitad de la calle tenia mala pinta, Claudette ya había solicitado asistencia medica, pero la chica pintaba mal.

Se acerco al otro coche, Claudette estaba intentando salir, la ayudo y le dio la orden que ella ya había ejecutado llamando a su hermano, según los contratos que ambos habían firmado al ingresar en el nuevo cuerpo, uno de sus familiares estaba obligado a acudir a la llamada y llevarlos al lugar si el protocolo de actuación lo permitía y la alarma del complejo Ypsilon era interna, algo se había colado por lo que no era un asalto interno, sino una misión de reconocimiento y limpieza, sus favoritas.

Claudette llamo de nuevo a su hermano cuando recibió la verificación de que el vehículo se había puesto en marcha, todos los aerovehiculos de la ciudad estaba controlados de esa forma para evitar robos - Charles, necesito que vengas cagando leches, he tenido un accidente en el cual se han visto implicados dos compañeros mas que están incapacitados, necesitamos transporte para dos inmediatamente hacia un lugar no demasiado lejano, carga en tu coche el archivo que te adjunto y tendrás licencia para hacer esas maniobras que tanto le gusta a ti hacer- al otro lado de la línea telefónica Charles sonrió ampliamente, permiso para conducir como le diese la gana y sin necesidad de ningún programa de ocultación de ID, la única pena era que sus padres llegarían a casa y la comida no estaría lista – Oído cocina hermana, para allá que voy – respondió.

Michael llamo a los servicios sanitarios, modificando el numero de unidades móviles sanitarias que necesitaban, indicando que la segunda, la que asistiría a los dos compañeros no precisaba de equipamiento medico avanzado pero que se diesen prisa con la otra, ya que los dos compañeros heridos eran los que tenían conocimientos médicos y la chica que había provocado el accidente tenia mal aspecto.



Tras realizar cálculos de posibles intervenciones, de poner patrullas de tres, separar las clásicas parejas de unidades motorizadas y realizar un sinfín de cambios al respecto, provocando las quejas de todo el cuerpo, el ministerio de defensa tomo una decisión que parecía la mas adecuada acerca de la formación de los equipos de asalto, dos unidades, una de ellas con amplios conocimientos tácticos y la otra con conocimientos sanitarios, ambos entrenados en el combate cuerpo a cuerpo y con todo el armamento que disponían las tropas de asalto para cada misión, uno de ellos pensaba y el otro se dedicaba a remendar las posibles heridas y asistir a los heridos que quedasen después del asalto, un curioso tándem que había demostrado su eficacia en un sinfín de misiones.



Hana estaba en su casa, mirando la repetición del partido de Killerball, de guardia, esperando una posible llamada de emergencia que la sacase del tedio de aquella calurosa noche de viernes, sonó su teléfono y se levanto de un salto, respondió al teléfono, un atropello por parte de una unidad móvil del cuerpo de defensa del estado, genial, lo mejor para no dormir en toda la noche.

Se puso el chaleco del servicio sanitario que se adapto a su cuerpo y después de que este comprobara su identificación genética desplegó el panel del bolsillo superior izquierdo para consultar la información de la persona accidentada, la persona en cuestión vivía en un barrio de bajo nivel, mujer, veinticinco años, madre soltera, ex-actriz porno, rebajada de clase cuando este dato fue conocido por las autoridades, aparentemente sana tras la aplicación de la vacuna del VIH, las ordenes generales eran que aquel tipo de personas debían ser tratadas con el máximo decoro, pero sin demasiada prisa, ya que una de las medidas de mejora social y genética era el dejar que personas como aquella muriesen de camino al hospital, compañeros suyos habían incluso aplicado inyecciones letales a personas de estatus similares para limpiar aquellos barrios.

Le daban asco, aquellos enfermeros y médicos posteriores a la reforma social eran despreciables bajo su punto de vista, nadie merecía ser dejando morir y menos aun ser sacrificado, pero los “nuevos sanitarios” como los llamaba ella, realizaban un juramento distinto al que ella había hecho, un juramento lleno de cláusulas, saltándose todos los principios médicos acerca de prestar asistencia sanitaria a cualquier persona fuese cual fuese su estatus social, raza o sexo.

Una vez mas se la jugaría, trasgrediría las reglas por una persona desconocida, la sociedad seguía apestando a burocracia barata.



Charles salio de la urbanización racheando en una curva con el deportivo, siguiendo el viejo truco del cambio manual de marchas aprovechando la velocidad de giro con la resistencia de la marcha inferior, llevando el coche con la aceleración de tercera pero la tracción de segunda, dejando que el culo del largo Mazda deportivo realizase una semicircunferencia dejando parte de los caros neumáticos en el asfalto, pero, según el contrato que habían firmado todos aquellos gastos correrían por cuenta del estado, así que se permitió desconectar el regulador de consumo para poder pisarle a fondo a aquella maravilla japonesa en su peculiar misión de rescate.



Cristelle vestida únicamente con una bata de hospital y con los brazo parcialmente levantados iba caminando con largos pasos que eran terminados en un leve salto al dar el siguiente paso, la cabeza ladeada ligeramente y sus enormes ojos verdes abiertos completamente con las pupilas muy dilatadas, tenia que encontrar a quien le había quitado los piercings y hacérselo pagar.



Roshell conducía por la autopista de trafico rodado con el modo automático, mientras sacaba una tarjeta telefónica ilocalizable de un sobre pequeño y plateado que extrajo de su maletín, era hora de hacer algunas llamadas a sus verdaderos jefes, a aquellos que lo habían reclutado para el programa de pureza genética global, el trabajo en el complejo Epsilon solo era una fuente de datos y un lugar del que extraer numerosas muestras, quien iba a decir que alguien de su propia sangre podría ser la fuente de uno de los mutágenos decisivos del virus genético que lanzarían sobre la atmosfera cuando cayese la tormenta solar.

Por desgracia habría muertes, claro, pero en todo camino hacia la pureza debe de haber bajas, sin sacrificio no tendría sentido el alcanzar la pureza, todos aquellos que tuviesen algún defecto genético, imposibilidad para procrear, enfermedades hereditarias, problemas psicológicos, deformidades físicas y todo ese compendio de enfermedades que volvían a la gente una carga para los organismos médicos estatales serian erradicados o aislados para continuar experimentando con ellos después de que los efectos de la tormenta solar hubiesen pasado.

Evidentemente había sujetos resistentes a dicho virus genético, a todas sus variantes e incluso los había tan descarados que eran capaces de regenerar tejidos dañados por su acción., por eso la existencia del complejo Ypsilon.

De todos los sujetos de estudio únicamente el numero ocho había sido capaz de sobrevivir a todas las exposiciones y mantener la cordura, aunque cuando perdía el control era algo peligroso.



Llevaba años pensando en aquel momento, acero frío decía el, con acero frío moriría, atravesaría su corazón como decía que había hecho ella, pero esta vez no seria una metáfora, cerro los ojos para disfrutar del momento, dejo caer todo su peso sobre el cuchillo cuya punta estaba encima del corazón del paciente numero ocho.


Ditta estaba a las espaldas de aquel infiltrado que habría acabado con su vida si no hubiese sido lo bastante rápida en esconderse detrás de la mesa, lejos de la acción del cable monofilamento, el cuchillo del mismo material que sostenía con pulso firme en el cuello del intruso podía cortarle la cabeza de un solo y certero movimiento, pero quería escuchar la explicación – Habla y puede que tu miserable vida dure un poco mas, pero no hagas movimientos bruscos o te rebano el cuello – susurro a su oído empujándolo suavemente con todo su cuerpo hacia la puerta haciendo que sus voluptuosos senos presionasen las dorsales del infiltrado.

El extendió ambos brazos en horizontal poniéndose en cruz, dejando que ella por la cercanía a su espalda sintiese la musculatura de su espalda fruto de años de entrenamiento físico, lentamente llevo su mano derecha a la parte superior de su cabeza, para deshacerse de la mascara del traje, un traje experimental hecho de un polímero simbiótico elástico.

Descubrió su aniñado rostro barbilampiño con una nariz fina y pecas en los pómulos, sus dulces ojos azules apenas tenían pupila ya que el efecto de las drogas que seguían en su organismo lo preparaban para agudizar la visión hasta limites insospechados, entonces hablo con una voz sensual y penetrante, tal y como le había enseñado la persona a la que venia a rescatar – suelta el cuchillo, por favor, no quiero hacerte daño, tampoco a ellos, pero atacaron primero – era mentira, de hecho no podía dejar testigos, pero esta chica había conseguido sorprenderlo y no era honorable que acabase con su vida usando ninguno de los trucos que podía usar, así que usaría el dialogo si podía para conseguir disuadirla de que lo dejase marchar y después haría que olvidase el evento gracias a las drogas que podía generar el equipo que llevaba puesto.



Cristelle caminaba con largas zancadas dando saltos mirando a un lado y a otro, paso por la puerta del paciente numero ocho que estaba cerrada, miro la puerta por unos segundos, sonrió y siguió con su marcha, olía a sangre, alguien debía estar sangrando cerca y puede que le hubiesen arrancando los piercing, hecho un tatuaje, una escarificación o puede que estuviesen abriéndole el abdomen para sacarle las entrañas, algo en su cabeza le decía que era una imagen placentera, era una pequeña voz que le susurraba a gritos que fuese en dirección al lugar en el que su olfato le decía que había sangre fresca, continuo su marcha.

Giro un pasillo a la derecha y vio salir de una habitación un rostro conocido, la felicidad la embriago y dejo de escuchar la voz de su cabeza - ¡¡Joseph!! – grito mientras corría con los brazos abiertos hacia el, pero había algo en su cuello, una mano, un cuchillo, alguien que lo empujaba desde atrás, su amigo estaba amenazado.

Ditta escucho el grito apretó el cuchillo levemente con la sangre fría que bombeaba su corazón, provocando que un hilillo de sangre saliese de la zona en la que estaba apoyado el cuchillo y miro por el lado derecho de su prisionero.

Cristelle vio la sangre, se relamió, su cabeza luchaba contra la voz que retumbaba en ella pidiéndole que la lamiese, tenia que ayudar a su amigo – Zorra suelta a Joseph ahora mismo – dijo mientras agachaba la cabeza, fruncía el ceño, cerro los puños y apretó hasta hacerse sangre, algo crepito a su alrededor, su pelo se ondulo alrededor de su cabeza, la bata ondulo sobre su cuerpo ciñéndose a su figura, la voz grito en su cabeza y entonces ocurrió.

Ditta y Joseph se vieron empujados hacia atrás por una fuerza descomunal que procedía de Cristelle cayendo sobre los cuerpos despedazados de los guardas, el cuchillo salio volando hacia la pared clavándose en ella, pero Ditta mantuvo la presa con la mano derecha, agarrando la traquea de Joseph, el infiltrado que ya tenia nombre, se asomo para mirar a la que resultaba ser la mas peligrosa de los dos enemigos a los que se tenia que enfrentar.

Cristelle centro su odio en la mujer que agarraba de la garganta a su amigo y volvió a hacer algo que no solo generaba destrucción sino que le provocaba un placer orgásmico que ningún hombre o mujer podía haberle hecho sentir hasta el momento, sin saber lo que hacia, liberando toda la potencia para disfrutar al máximo de aquella sensación.

La parte del pecho derecho de Ditta desapareció envuelto en sangre y trozos de carne desmenuzada, le fallaron las fuerzas, soltó la presa, y mientras caía de espaldas, aun impulsada por la fuerza de la energía que le había volado la mitad del pecho, vio que Joseph carecía ahora de brazo derecho y de la herida manaba sangre copiosamente, al menos el enemigo también había sufrido daños, no caería ella sola.



Un gruñido resonó por todo el complejo.

Una pesada y escamosa mano agarraba la mano pequeña y de finos dedos que momentos antes empuñaba un viejo cuchillo de acero frío.

Cecil miro con horror al paciente numero ocho o a la criatura en la que se estaba convirtiendo aquel que ella había amado años antes, aquel a quien había ido a matar a sangre fría, su "querido" D. se estaba convirtiendo en algo delante de ella que ya no era humano...

10 comentarios:

Aïcha dijo...

Me gusta, aunque en la parte que Claudette habla con su hermano has puesto un le en vez de te. Repasalo ;P
Esperando la edicion buena
saludos

Redtalon dijo...

Pues no esta mal, le faltaba acción, pero no todos los capitulos pueden ser una vorágine de tiros y miembros cercenados.

Como errata Mobiliario es con "b"

Nunca te ha dado por narrar?

Nimrod dijo...

Aïcha:
Me alegro que te guste ^^
Se que puede haber algunos fallos, pero como pongo, es la versión Beta =P

Redtalon:
Estoy intentando escribir un relato futurista con un poco de todo, pero sin llegar al nivel de tronchamoncha de las novelas de WH40K.
Te comento lo mismo que a Aïcha, es la versión Beta, lo que "vomité" el viernes en un rato mientras esperaba a alguien en el Naima, ademas la B y la V están una al lado de la otra en el teclado, me habran bailado los dedos ^_^U
Si, he narrado, durante bastante tiempo de hecho, pero la falta de jugadores motivados y de tiempo me ha llevado a solo jugar esporadicamente.

Grácias por los comentarios ^^

Espero tener algo definitivo para finales de semana :)

Charles X dijo...

Me convertiré en el autobusero del futuro, cargando con las fuerzas de la ley y el orden hacia un futuro incierto xd
Curioso, pero cortito.
Estaré a la espera de mas, un abrazo

Nimrod dijo...

Terminado y corregido ^^
(que después Soboro me bronquea =P )

Aïcha dijo...

Jeje, bien hechas las correciones asi mami Soboro no te reñirá^^
Me gusta, pero se me hizo algo corto. Hasta ciberpunk 0.8

Olivia dijo...

Ahora me has dejado con ganas de saber que pasará.Ya lo lei todo, y cuando digo todo, me refiero a todo el blog.
Ya te daré mi veredicto.

Nimrod dijo...

Charles X:
Quizás en esta primera parte no tengas demasiado protagonismo pero ya leiste el borrador hace mil años del 1.1

Aïcha:
Pues tienen la misma longitud ;)
El 0.8 espero tenerlo para el Lunes ^^
A ver si Soboro da su visto bueno ;)

Olivia:
Anonadado me dejas, no se que decir salvo, gracias por la dedicación :_)
De momento juegas con mucha ventaja ya que no solo has sabido leer entre lineas sino que alguien te ha pasado una "guia de juego" =P

Gracias a tod@s una vez mas (y las que me quedan espero) por los comentarios ^^

El otro dia encontré esto :

http://72.55.174.49/index/blogdetail/id/20721/pieces-of-myself

Y me hizo pensar en algo que ha hecho un colega de www.tumbaabierta.com llamado Korvec y que lleva años dandome vueltas en la cabeza el hacer lo mismo, no suelo escribir todo lo que se me ocurre, de hecho muchas veces tengo que cortarme con según que cosas para no alargarme demasiado, pero...

¿y si no me cortase y lo escribiese todo?

¿me daria para un libro?

¿y si me autopublico?

¿que opinais al respecto chic@s?

Charles X dijo...

Ya lo leí entero. La verdad es que ya no recuerdo el 1.1 (maldita memoria xd), pero bueno, al menos va avanzando esto, que es lo que me interesa (a mi, y al resto de lectores/as).
Pues no estaría mal lo del librito, aunque mi opinión tampoco es que pueda ser muy fiable por que no conozco el mundo editorial demasiado bien, pero cuenta con mi apoyo.

PD: Gracias de nuevo por el porta sueños.

Un abrazo

Nimrod dijo...

Charles X:
Nadie recuerda el 1.1 ya que escribi su boceto hace casi dos años :D
No tienes que dar las gracias por nada apañero ^^

Espero tener algo para este fin de semana (que voy a intentar que no sea tan movido como lo anteriores) y os pueda regalar al menos la beta del 0.8 para el lunes a primera hora ;)

Gracias por leerme chic@s ^^