martes, 24 de julio de 2007

Ciberpunk 0.2

Solo usamos un pequeño porcentaje del potencial cerebral que poseemos.O al menos eso decía una leyenda urbana o verdad que circulaba hacia ya desde casi treinta años, allá por la época de los ochenta y el boom de las películas americanas de Mad Doctors.

Aunque siempre hay excepciones o circunstancias atenuantes que modifican dicho potencial, desde rayos ganma, hasta sueros de inteligencia o poderes de seres sobrenaturales, fácil y sencillo en las páginas de un comic y totalmente alejado de la realidad...
Nadie esperaba aquel accidente, que ahora a el le comenzaba a parecer intento de asesinato, en la titánica instalación que la facultad de Química y la de Física compartían, con departamentos y habitáculos aislados para los experimentos que tenían posibilidad de descontrolarse y armar algún destrozo.

El edificio entero estaba creado con un material recién descubierto por uno de los alumnos mas brillantes del elenco de promesas de la asociación de ingenieros químicos de España, una chica de la zona norte en una de sus múltiples veladas nocturnas en el laboratorio en el que realizaba su tercera tesis y por un accidente que pudo reproducir encontró el material denominado desde ese momento como X-78, llevándola a las portadas de los periódicos y permitiéndole ganar una inconmensurable fortuna con las franquicias del mismo al encontrársele aplicación en numerosos campos

El X-78 cedido en favor de un astuto alumno del campus que estaba acabando las carreras de Física, Química e Informática a la vez, el cual todo un ejemplo para la comunidad estudiantil y demasiado fanfarrón fue el que provoco el "accidente".

Jaugan se hallaba en el laboratorio de física, su laboratorio como le gustaba decir, corría el 2008 y llevaba hasta 4º de Química, Física e Informática, su triple doctorado consistía en el uso y aplicación de aquel material en las nuevas placas base de la empresa mas poderosa de Silicon Valey, en el 2009 su proyecto ya era una realidad , ostentaba el cargo de Becario en los tres departamentos y aparte de unos cuantiosos ingresos tenia en su poder una de las dos únicas llaves de código rojo que existían para aquel edificio, lo que le brindaba acceso a todos los departamentos y estancias del edificio.

Todo iba sobre ruedas, un grupo de conocidos suyos el día 31 de Octubre de hacia casi seis años en su laboratorio, la ultima prueba para la adaptabilidad de la modificación del material que había descubierto para uso comercial y la demostración de que el estaba por encima de todos ellos, por muy ingenieros, arquitectos o conocedores de datos varios que fuesen, no solo recibiría la ovación de sus superiores sino también de sus conocidos y en un futuro próximo todo un estadio de futbol clamando su nombre, lo adoraría medio planeta, fantaseaba con terminar su carrera desde California tumbado en una hamaca y con dos hermosas chicas de exuberantes pechos llevándole cócteles exóticos.
Algo salió mal en el experimento, aquel pretencioso proyecto de arquitecto entrando en la sala de pruebas y su preciado material ante la fanfarronada de el de que la sala era segura, una conexión encendida por error, un fatal tropiezo, se vio bombardeado por un tipo de radiación desconocida hasta el momento y su cabeza, parte de su cara, su pecho y sus brazos habían quedado marcados por profundas cicatrices y la facultad lo había tenido que indemnizar, en parte con fondos sacados de esa cuantiosa suma de ingresos que él recibía mensualmente.

Pero el material dio la respuesta esperada y con las ideas aportadas por el accidentado se comenzó la producción en serie de los revestimientos para evitar los efectos de la distante tormenta solar y a pesar del accidente, la facultad de Sevilla, Jaugan y su conocido habían sacado numerosos beneficios económicos y sociales, pese al accidente de este ultimo, sin mas problemas que un paso por el quirófano estético, aparentemente...
Durante cuatro meses los días solo en es hospital se hacían interminables, no quería visitas, nadie debía verle mientras aquellas operaciones para restaurar su antiguo aspecto estuviesen siendo llevadas a cabo, además no recordaba casi ninguna de las caras que iban a visitarle.

Lo peor no era mirarse al espejo, lo peor eran las innumerables horas que pasaba sedado a causa del dolor, aunque llegado un punto solicito y firmo la cancelación del suministro de la mayor parte de los sedantes y tranquilizantes, el dolor purificaría su alma, y el dolor físico comparado con el de esta ultima no era nada, además estando sedado no podía estudiar y acababa de entrar ese mismo año en la facultad de arquitectura técnica, su sueño...

En sueños, o al menos la vigilia de los sedantes provocaba en el violentos sueños plagados de números, cifras, formulas e imágenes de proyecciones de posibles efectos y soluciones de experimentos y pruebas de campo de aquella carrera que siempre había soñado estudiar, cuando dejaron de sedarle devoraba libros de las distintas materias y tras el primer mes sedado solo tardo un mes en memorizar, comprender y asimilar toda la materia que debía de entrarle en aquel curso, los médicos estaban asombrados con su actividad cerebral su mapa del córtex presentaba un tono rojo intenso en la mayor parte de ambos hemisferios, después cayo en coma.

Sus funciones cerebrales eran anómalas, se detectaba demasiada actividad en el hipotálamo, violentos espasmos y una recuperación de las zonas dañadas asombrosa teniendo en cuenta que no solo las zonas se recuperaban sino que el nivel de radiación estaba siendo absorbido y asimilado.

Despertó del coma una semana antes de los exámenes y contra la indicación de los médicos salió del hospital por su propio pie y aprobó todos los exámenes con sobresaliente, abandono su trabajo con la indemnización conseguida y siguió estudiando, termino la carrera, fundo su propia empresa y en la celebración de su cumpleaños, aquella chica pelirroja...



-Ojala no supiese todo esto- susurro mientras su camilla era empujada por un pasillo de paredes de metal, no recordaba cuanto tiempo llevaba allí, cuanto tiempo había estado sedado, vagos recuerdos de un agudo dolor en el brazo izquierdo, se oyó a si mismo gritar y de nuevo volver a caer en profundo abrazo de los sedantes.

- Señor Roshell, el paciente numero 8 esta despertando - la actividad en el hipotálamo es inusual-
- Aplícale otra dosis de morfina y ya esta - dijo el doctor alto delgado, huesudo y de larga nariz aguileña que viendo la cara de inconformidad de sus asistente replico - Si morfina, no clorato de morfina - y siguió andando por delante de la camilla hidráulica que portaba sensores vitales y monitorizaba por completo al sujeto numero 8 y lo sujetaba fuertemente a la camilla, a pesar de ello las fuertes cintas de lona reforzadas con hilos de acero se clavaban en la piel del sujeto numero 8 con sus violentos espasmos oníricos.

- Señor Roshell, me temo que otra dosis mas podría provocar una parálisis cerebral permanente en este sujeto y además...

- He dicho que le pongas Morfina, no repliques o volverás a ser solo una artista en paro con conocimientos de enfermería, además veamos cuanto puedes aguantar, verdad primo mío - dijo acariciando los sucios pelos de la cabeza del sujeto.

La enfermera puso otra dosis de morfina en el gotero y el paciente se relajo, quedando con la cabeza ladeada, la boca abierta y un hilillo de saliva que comenzaba a salir de esta.
- Veamos como supera las pruebas de campo...- dijo riendo entre dientes el doctor Roshell.



El complejo Epsilon se encontraba oculto a la vista de todos en la falda de un monte cercano a Sevilla, por encima de el hacia años había habido numerosas viviendas de lujo que ahora por decretos urbanísticos y un poco de la habilidad de la sociedad para la que trabajan Roshell y Cecil había sido catalogada de zona de riesgo por hundimiento a causa del continuo abuso de los manantiales naturales de agua que del monte manaban, por lo que tenían a su disposición un vasto complejo oculto tras las rocas y la apacible apariencia de una vaquería.

Cuando salto la valla de un solo impulso, con la adrenalina bulléndole en la sangre y alerta por si alguien se había percatado de su asalto cayo con ambos pies en algo denso y malholiente que había en el suelo, se agazapo y miro al suelo, un enorme excremento de vaca estaba rodeando sus botas de pulso llegando hasta media espinilla el producto de lo rumiado por los vacunos que le rodeaban.

"Genial, mierda de vaca" pensó fugazmente mientas que su cabeza barajaba todas las posibilidades, activando a continuación el camuflaje óptico, tras comprobar con el sensor de su muñeca derecha la ausencia de minas antipersonales se lanzo al suelo consiguiendo con un éxito parcial el no volver a caer en otro excremento vacuno pero si demasiado cerca de uno de ellos.

"Hoy va a ser un día muy largo" se dijo mentalmente mientras atravesaba arrastrándose por el suelo en dirección a la entrada oculta en alguna parte delante de el, totalmente ajeno a los animales que le rodeaban.

6 comentarios:

Usul dijo...

Ante todo os pido disculpas por la tardanza en publicar, algun@s se que estabais esperando otra entrada pero por falta de tiempo (que no de inspiracion) no he pasado lo que en mi libreta tengo, un millon de anotaciones, ideas y situaciones que vienen destinados a este 0.* de Ciberpunk.

Intentare no tardar tanto para la proxima pero tengo demasiadas cosas entre manos y muy a pesar mio esta historia es una de las que mas tiempo pueden llegar a absorver, espero que cuando consiga un portatil pueda actualizar mas a menudo ya que llevare siempre encima la version informatizada de esta, mi historia.

Espero que os haya gustado la entrada, dentro de (espero que) poco mas ^^

Salu2 y gracias por leerme y por la espera :D

Charles X dijo...

Ha sabido a poco despues de todo el time que llevo esperando,mamon.
Esta "curius".No tardes en ampliar el nº de post apañero,que esta la cosa mu mala.
Pos eso,que very well fandango y que sigas adelante con todo esto.
Un saludo

isidro dijo...

La paciencia es el arma del guerrero.

Me alegra volver a leerte. (Pero más me alegra volverte a ver, perdio).

Siempre que sean por efecto de causa mayor está justificada toda tardanza. -Lo bueno se hace esperar-.

SyLº dijo...

Y ¿qué tal tú? ¿todo bien por tus lados? por los míos muy bien :). La verdad, no tengo quejas de nada jeje...
Espero vayan bien todos tus planes.

Un abrazo desde Chile!

CresceNet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Nimrod dijo...

Charles X:
Espero que te este gustando, de hecho que sepas que si lo que te comenté anoche llega a buen puerto tendras la primera copia ;)

Isidro:
Y un par de Desert Eagle o una Claymore de acero Toledano tambien xD
Ahora sigo perdido pero por otros menesteres, sorry ^_^U

sylº:
Los planes no salieron como yo quería del todo pero al menos sigo vivo, supongo que el Ka asi lo ha decidido ;)